jueves, 19 de mayo de 2022

INSPIRAME...

Inspírame, mi amor,
abraza mi corazón descosido:
¡roto por el dolor,
un sinsabor temido!
mata la pasión del verbo concebido.

Mientras estoy despierta,
mientras duermo, mientras ando el camino:
y mi mente está alerta,
y cual sueño cansino,
vapulea los verbos que combino.

Inspírame dormida
mientras el cuco canta en mis sentidos:
divinos en mi vida.
Preludios embebidos,
planean unos versos definidos.

¡Inspírame que muero,
sí mis palabras no llevan sonido!
Cantarinas las quiero,
blancas las he pedido,
para el amor que queda en el olvido.

Inspírame a deshora,
cuando sean libres, los sentimientos
mientras la calma mora.
se visten los momentos,
en cuanto vibren, claros los acentos.

Inspírame, ternura
cargada de profundas ilusiones:
romances y ventura.
Aladas emociones...
Se llaman locura, ¡Amantes pasiones!

 


Hoy me levante temprano, me siento ilusionada, agradecida, por haber nacido, por poder abrir mi mente, por hacer mis pequeñas tareas, por sentarme a contemplar la vida.

Hubo tiempos que imponían otras necesidades, hoy la única que tengo es la de amar, en todos los sentidos de la vida.

Hemos venido al mundo para ser felices, muchas veces se nos olvida, hay etapas de la vida que no pensamos en nosotras mismas, dedicamos nuestro preciado tiempo a otros menesteres, pero cuando llaga la verdadera madurez, uno cambia, vemos la vida con otro ojos, otra mirada, sin esas prisas, sin egos, sin prejuicios, sin estresarnos.

Buscamos más la paz, la calma, la armonía, porque somos más libres, están maduros nuestro sentimientos, somos almas artesanos de la vida. Ama, canta sonríe y vive. 

Un puñado de besos para los amantes de las cosas sencillas.

Mi gratitud siempre por vuestra huella. Ser muy,
muy felices.

19-6-2022 Pontevedra.

Marina Filgueira García.