lunes, 21 de noviembre de 2022

MIENTRAS DORMÍA

Mientras dormía volaba,
entre las hojas del viento,
miraba en el firmamento,
que una lágrima rodaba.
Los luceros apagaba,
en el cielo celestial
y en mi sueño matinal,
siento la calma perfecta,
que con el alma conecta,
en mi lecho pasional.

He querido contemplar,
la belleza de ete día,
que tanto resplandecía
el cielo, la calma y el mar.
Un instante singular,
para romper calendarios,
relajarse sin horarios,
descansar de tantas prisas,
regalar bellas sonrisas
con mis versos ordinanios.

La sonata me llegaba
salía de la marisma
acercandose la misma,
los sonidos alargaba.
los sentidos atrapaba,
una bonita sirena,
cantaba su triste pena,
mas un delfín trobador,
le daba todo su amor
y su fulgor de alma plena.


 
Una pisada en la arena,
reverbera angelical
con pureza natural,
refleja en la mar serena.
Y la mirada se llena,
de pasión y de placer,
todo vuelve a renacer,
los trofeos de la vida
de la batalla vencida,
comienzan a florecer.
 
21-11-2022- Marina Fingueira García. 

Pontevedra.

Un puñado de besos para los amantes de lo sencillo.

Mil gracias por vuestra huella.




jueves, 10 de noviembre de 2022

Dime tu, linda rosa,


¿Quién te da tanto candor?    
!Tu amor¡
¿Quién acaba con tu brío
!El frío¡
¿Quién mata tu fiel blancura
!La usura¡

Entonces tu savia pura,
salvadora de la vida,
corre por tus venas ida
de amor, de frío, de usura.
 
¿Quién te da soplos de brisa?
!Tu risa¡
¿Quién te da la bienvenida?
!Tu vida¡
¿Quién reclama tu presencia?
!Tu esencia¡

Con encantada paciencia 
alagan mi corazón,
y miman mi desazón,
tu risa, tu vida y esencia .
 
¿Quién recuerda tal historia?
!Tu gloria¡
¿Quién alaga tu dulzura?
!Tu ternura¡
¿Quién alaba tu nacer?
!Tu querer¡

Encanto de atardecer,
eres tu la más hermosa
y regalas generosa
gloria, ternura, querer.

Oh rosa, delicada, sin ver, sabes cuando tiembla un árbol. Sabes cuando pierde su encanto. Sabes en que estación canta el río, y sabes de amor como nadie. Sabes del dolor que sufren los campos. Sabes de la ensenada que guarda la pena. Sabes cual nube esconde la luna. Sabes de la huella oculta en la arena. Sabes del llanto de las olas cuando rompen. Sabes de la brisa que refresca tus venas, y sabes cuánto grita nuestra madre la tierra. 

 
10-11-2022.
Marina Filgueira García.

 Un puñado de besos para los amantes de las cosas sencillas.Os dejo estos ovejillos dedicados a las rosas de mi jardín.

Gracias por vuestra huella, sin ella, mi blog no tendría sentido. Ser eternamente felices.


 


 

 

 
 




.

jueves, 27 de octubre de 2022

MI VIEJO ÁRBOL.


En silenciosa espera se deja caer octubre, sin luna con su inquietud alerta, y noviembre se descubre con su nostalgia profunda. 

¡Ay, mi viejo árbol amigo¡ Te has quedado desnudo tu encanto está marchito tus hojas se han rendido... Tu ilusión se ha frustrado y la frescura has perdido.  Me dice, se desvanecen los sentidos,  ya no pasa amor ninguno... Me ha dicho.  Estoy viejo y solitario... excepto este huésped sombrío oteando en mi débil brazo, su universo, el nuestro,  observando ausente con amargura en el alma sin aliciente, no le importa la vida su cuerpo está cansado. Se lo que es eso. Amigo, árbol.  Pero tú no llores no estés triste, llegará tu primavera como siempre para vestirte de nuevo, llegará la caricia del viento y nuevos amaneceres. Llegará tu vestido verde y floreciente.

Mis estimados amig@s, se acercan días de reflexión, para ahondar en el misterio de la vida y de la muerte, días para recordar y dar un pequeño aire de vida a la ciudad del silencio siempre tan callada. llevaremos flores rezaremos cantos con gran esperanza que lleguen al cielo a nuestros grandes amores cuando nazca la mañana. y cuando oscurezca la nuestra, nos encontremos con la divina quietud cuando lleguemos a esa otra dimensión junto a ellos.  La vida y la muerte son inseparables, desde ese momento que nacemos.



El águila otea alerta
observa la nada, inerte,
desconfía de la suerte,
en la calma tan incierta.

Vigilante de costumbre ,
siente frío del invierno,
mas en su corazón tierno,
rebasa la incertidumbre

Espera en el árbol viejo,
de los peligros consciente
un arduo mundo presiente,
en su fiel instinto añejo.

A los dioses va rogando...
con la garganta sedienta
con sus afanes alienta,
y sus miedos va dejando.

Qué tus alas se renueven,
y que curen tus heridas,
son las ansias definidas
que los corazones mueven,

No jugarás con la suerte
ni con vientos encendidos,
que los sueños prohibidos,
causan la pena de muerte.

Un puñado de besos para los amantes de las cosas sencillas.

Feliz día de todos los Santos al mundo mundíal.

27-10- 2022. Marina Filgueira García. 

Mil gracias por vuestra huella.

Y yo en la noche de Halloween, tomaré castañas y nueces, con un vinito que me apetece.