viernes, 28 de septiembre de 2018

TODO RENACE.


Tankas.
Precioso entorno,
al pie del bosque verde
quietud y vida,


días largos de estío
ya el lago azul dormita.



 
Las hojas ocres
van flotando amorosas
corriente a bajo,

alfombran toda el agua
el otoño reflejan.



             
Su cara añeja,
acortando los días
de niebla viste
y las frías mañanas               
en el alma se pegan.








 
Rincones de ensueño para una mirada detenida.

Este es el río Verdugo en a Lama en nuestra adorada Galicia.  
Tuve la oportunidad en verano de visitar este y algún otro lugar de frescura y de encanto en mi mágica tierra.





Todo renace al despertar
                                    
                 

Me desperté con mi pensamiento errático buscando todo aquello que renace, recordando mis raíces y miles de pasajes que se fueron cruzando en el camino de la vida, delante de mis pasos. 

Y todo renace de nuevo, momentos especiales que enriquecen el alma yendo con ansía a ese encuetro.  Alegres y celestiales sensaciones que dan al corazón canto y encanto y verdadera plenitud en mi regazo, que aún conserva el amor y el olor de mis polluelos.  Renace el sorbo de un buen café cargado caliente y amargo a esta hora temprana.  

Renace la pasión de una mirada, el placer de un abrazo, la magia de un atardecer, renacen las caricias, un instante loco de amor, y renace aquel viejo camino colmado de ilusión. También una sombra se cuela haciendo su particular fiesta.
Y, sólo a veces, se entrelazan unas cosas con otras esas otras que, si acaso inconscientemente, se buscan y luego pesan en el alma y apenas podemos sacarlas.
Si, me levanté contenta con la mente más clara, apartando lo oscuro por esos bellos colores rutilantes vividos, que sí tienen sentido y no son caducos: y duran hasta la eternidad.
Hoy en mi jardín todo renace, renace mi sentir, renacen los besos, las pasiones, los abrazos, la inocencia de una sonrisa, renacen las vivencias y renacen los amigos, esos amigos que me abrazan cuando más lo necesito, renacen esos otros amigos que ya no están dejando un gran vacío. 
También renace aquel amor equivoco, que bien pudo haber sido y no fue, simplemente se quedó en una amistad, mejor ésta última que volar en una nube secular. 
Mas todo renace en esta vida por naturaleza propia como las flores y los árboles que rebrotan de nuevo cada primavera- verano.
Así es la vida y así  soy yo, a veces pretendo lograr una inalcanzable perfección que no existe.  Fin.

Todavía son la 8-30 de la mañana me tomo otro café y salgo a dar mi paseo de siempre.
Pontevedra 27-9-2018.  Marina Filgueira.

Un puñado de besos para los amantes de lo sencillo.
Mil gracias por vuestra preciada huella. 
¡Deseo que mis sencilla letras sean de vuetro agrado!

lunes, 10 de septiembre de 2018

UNAS VIVENCIAS.






Tanka.
La buena vibra
Comienza con un baño
Muy refrescante 
en las rizadas olas 
Del mar que despereza.
   




Dentro de mis alas llevo
unas vivencias amenas
son momentos de la vida
prendidos a las mareas. 



Son las olas azuladas
espejo de mil sonrisas
brisas que engarzan mis sueños
con sus mágicas caricias.



Su frescura me regala
y la paz que yo quería
para bañarme en mis versos           
con plenitud infinita.

Mis cabellos se levantan
vaporosos en el viento
con el alma en armonía                                             Tanka.
y dulzura en mi embeleso.

Llegan las aguas perladas
aires de tierna pasión
y pasea el sentimiento                
por baladas de ilusión.


Me enamora ver el mar
esa luz que tanto brilla
que suspira el corazón            
cuando la tarde termina.                                          



Y bellos son los abrazos
que se dan con tierno amor
son la fuerza de la vida 
son esencias con sabor.

Y los besos son remanso
son quimeras que dan fulgor
son la bella sinfonía
de terso violín y trombón.


A veces los besos trazan
notas que marcan rubor
son las mieles encendidas           
En su magna comunión.


Y vuelvo al mar que me canta
con legítima pasión
calma mi sed que agoniza             
en la tinta del dolor.

La brisa que llega cauta
que las olas amansó,
rimas y cantos escriben                  
en la arena que amo yo.
 

Esa mi playa sagrada
despierta grata ilusión
de alcanzar el paraíso
donde es eterno el amor.


La ninfa suelta sus alas      
con el gesto de un temblor
inmersa mira en sus manos   
lo que el viento se llevó.


Y brillan nubes rosadas
Igual que brilla una flor
la magia llega a la ninfa
con reflexivo valor.                                                               de la R

Y vuelvo a la mar de nuevo
satisfecha de emoción
repasando lo vivido
con intensa religión.
 


Marina Filgueira.  9-9-2018 Ponteverda.


¡Hola, mis estimados amigos!

Pues aquí estoy de nuevo abriendo la ventana para que entre aire fresco. Un verano más vivido y uno menos por vivir, como todo ser viviente. 
El destino y la vida, han querido que así sea y le estoy agradecida eternamente por haber llegado hasta aquí. 

Deseo con el corazón en la mano, que todos hayáis pasado un excelente verano y estéis plenos de salud y de felicidad. 

El tiempo va pasando los años... Y con el se acercan esos amigos invisibles que no son invitados pero se hacen notar y se pegan a nuestro cuerpo y alma como clavos y no facilitan la libertad de movimientos, van tocando pies y manos, brazos, mente -corazón, un clavo en la cervical y menos mal que el martillo no es pesado. ¡De momento!
Y ya que no podemos parar el tiempo, tendremos que moderar nuestros pasos! Y seguir el sendero marcado.


Un puñado de besos para los amantes de las cosas sencillas.   
Ser muy, muy felices.  
Mil veces gracias por vuestra huella tan estimada para mí.























jueves, 28 de junio de 2018

EL -ELEFANTE

!El elefante abandona la selva! Elegante y fresco pasea la calle esmaltada especialmente pintada para él, por unas manos mágicas llenas de amor y encanto.  Atrás queda su hábitat su manada bajo un cielo azul de nubes blancas. Y sagaz busca nuevos horizontes lagos limpios donde refrescar su cuerpo grande preñado de nuevos aires nuevos caminos para tomarse un respiro y nuevas sensaciones.              



Tankas.

El elefante
renegando la selva
ufano marcha,

busca nuevos regatos
y doradas praderas.

¡Es tan lozano!
Que pasea las calles
tan altanero

 mas henchido de garbo
  va logrando su empeño.

Pintura al óleo de mi nieta Sheila.  Ésta de la foto hecha en Ámsterdam; hace no muchos años.



                                    Son tus bellas primaveras
                                    una siembra de recuerdos
                                    que me llegan galopando
                en manadas de destellos                                                                                 
En comunión con la vida
que cosecha sentimientos
para recoger mañana
bajo la flor del almendro,
haya truenos o que llueva
 habrá un corazón latiendo.

Si descarga la tormenta
sonríe mirando al cielo
llegará una lluvia mansa
con mil caricias al vuelo.

Abren nuevos horizontes
deja que vuelen tus besos
con sonrisas en tus labios
y mucho amor en tu pecho.
Son tus ojos esmeraldas
que brillan como luceros
siempre se ríen callados 
y pintan hermosos sueños.

                                                                               
Unas gotas de nostalgia
van a caballo del viento
resvalando por los aires
acomodando los verbos.
 De tu niñez venerada,
juventud de mi embeleso
que borda cantos y risas
en el camino del tiempo.

¡Eres todo amor mi niña
eres soplo de aire fresco!
Y le das un toque al arte
pinceladas en concierto.
Eres alma pura y linda
un pilar de pensamientos
echas al vuelo tus ansias
 las que mecen tu talento.

Que tu vida sea un tango que dure muchos, muchos años.


Tanka.

El lobo blanco
su cansancio reposa
se fue de caza...
Rebosa en armonía
   pensando en su manada.



Mis estimados amigos como reza el vídeo... Si, seran los años que van pasando- pesando y hacen que el alma se vuelva más vulnerable; si decae ya no puede erguirse verticalmente aunque si ladeada.  Los años son los que ponen límites a mi vida a mi alma, mas conociendo mis posibilidades y confiando en mis recursos, salgo a la calle o de vacaciones. Aunque estos días sean tórridos y el sol apriete, no voy a perder el placer de una pequeña caminata buscando la sombra de una tarde, o el frescor de una mañana.

Feliz verano amigos/as, hasta septiembre si es que Dios lo permite sino hasta siempre. Os dejo mil bendiciones y ser muy, muy felices.
Mil gracias a todos ustedes por asomaros a mi ventana y dejar  vuestra estimada huella.
 





 









lunes, 11 de junio de 2018

El- FRESNO.


El Fresno ufano que quiso tocar el cielo con su copa y llegó al desanimo y lloró, lloró de pena un llanto amargo.  La fiel hormiga de ojos nobles y cuerpo chico, esbelta pasea y hace camino 
Sale de su lecho profundo y transita hacia la corteza de mi Árbol amigo ya maltrecho. Se alza hasta la cima deshojada por el tiempo y observa el viento azul del cosmo enfrascado en secretos.  Y queda mi casa sin sombra sin la grandeza de mi Fresno ufano, fruto y alimento de mis huesos, belleza de mi rostro: y mis ojos se quedan vigilantes viendo su tronco, sin ver sus hojas frescas.
             


              El Fresno es un árbol del que se aprovechan tanto sus hojas como su corteza y sus frutos, debido a sus diversas propiedades medicinales y curativas. 
                                                    Llegan unas quejas.  

   
                                                                                                                   
Hoy me llegan unas quejas
 y son las ramas de mi árbol
maltratadas por el viento
  con la fuerza de un caballo
 ¡Y gritan sus verdes hojas
y brota su llanto amargo!
arrastradas por los suelos
 prensadas por mil zapatos.



Las ramas desnudas quedan
y tristes miran al cielo,
quieren de nuevo arroparse
claman al árbol sereno,
con las mañanas doradas
mas los días veraniegos,
pronto vestirá sus ramas
como se visten los sueños.



                         Siendo el árbol de la vida                          
el ensueño de mi huerto,
sus hojas cantan y ríen
son la caricia del tiempo,
son amores y armonía
     que llegan flotando en ecos 
           y traen encanto al alma        
son candores en mi pecho.



El viento sopla templado
que llega silbando pleno
y se va pegando al árbol
como los soplos de aliento.
Las brisas nobles que llegan

son presagios, son deseos
de que salgan brotes veres
pintando ramajes bellos.





                                  

 

Tanka. 

La hoja del fresno

de colores bordada

llega resuelta.

Y como la sultana 

se recrea en su reino.

 

 

 

 

Tankas. 

La golondrina,
con amor y pasiones
a flor de piel... 

 Corazones corona,
primavera divina.

Es armoniosa
  y de bellos colores
  pinta sus sueños


  en el alma aquietada

   de balcones abiertos.
  











Marina-Filgueira-García.
10-6-2018.
Un pañado de besos para los amantes de las cosas  sencillas
Mil gracias a todos ustedes por vuestra huella.
Sos geniales.