sábado, 23 de mayo de 2009

UN DÍA MÁS DE MI VIDA.

¡Hola,  mis estimados amigos!


No es que me sienta inspirada para plasmar unas cuantas letras, pero si siento la necesidad de comunicarme con todos ustedes los que con un poco de paciencia quieran leerme.  
Es el día de la Madre, más bien comercial que otra cosa, pues para mí el día de la madre es el 8 de diciembre el día grande de la Purísima Concepción, desde que tengo uso de razón lo hemos  celebrado siempre ese día, además era el cumpleaños y onomástica de mi querida Madre.
Para una madre todos los días son importantes sabiendo que sus hijos están ahí, sobre todo sanos y felices. Cualquier día es bueno para reunirse y pasar un día juntos en paz y armonía. 
Ellos son mis cinco capullos de rosa nacidos en el jardín del amor. Son lo mejor que me ha sucedido en la vida, me siento la madre más feliz del mundo y con ellos a mí alrededor disfruto inmensamente; e igualmente con mis nietos, aunque a veces no están todos por diferentes causas, pero yo sabiendo que están felices también yo lo estoy. El centro de atención es Breixiño mi nieto más chico aún no tiene once meses y hace todas las gracias del mundo mundial estar con él es una fiesta llena armonía.
Mis cinco hijos junto al recuerdo su padre son lo mejor que me ha brindado la vida.



Un día más de mi vida
Cuando la tarde se apaga
un cansancio se percibe
en las costillas del alma.


Y las estrellas divinas 
que dan luz en mi ventana,
reflejan todas mis huellas
que van quedando plasmadas.


Y van pasando los días 
con algunas nubes blancas,
rotas van surcando el cielo
entre vientos y alboradas.

Y van quedando sonrisas 
que los labios rojo marcan,
mas detenidas se quedan
ensalzando así la magia.

Es mayo rey de las flores
todas sueltan su fragancia 
volando va por los aires
para dejarme extasiada.

Todos son bellos colores
en la campiña dorada,
gozo de tarde que sueña
con la frescura del alba.

Abren todas amapolas
en esa linda explanada
donde pasa un manantial
que no sé si llora o canta,

hoy necesito el abrazo
silencioso sin palabras
que llene toda mi orilla
dejando correr el agua.

Un día más de mi vida
un paseo sosegada...
pinta la tarde apacible
las horas tímidas pasan.


Marina Filgueira García. 

22-5-2009.


 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario