sábado, 25 de octubre de 2008

Haikus


Abro los ojos
Al suave resplandor      1
De la mañana.

Es un tesoro
La nueva amanecida      2
Perlada y bella.

Doy mi paseo
Respirando natura         3
Todos los días.

Escaso tiempo
Para paseos largos,         4
Quedaré cerca.

Igual que siempre
La costumbre sencilla      5
Va de mi mano.

Mis pies descalzos
Pisan la hierba fresca        6
Saltando alegres.

Todo formado
de preciosos colores        7
que reverberan.

Las hojas secas,
En otoño se rinden           8
A suelo firme.

La lluvia llega
Helada, quema el prado     9
Como la culpa.

¡Cuanto perdemos!...         10
A pasos alargados
Sin detenernos.

Nadie albergamos
Esperanzas alguna              11
En saco roto.
++++++++++++++++++++++++++++++++++

Hay suspiros en el aire
son perfumes que te miman
unos labios que te besan,
y unos ojos que te miran.



Un murmullo que te trae
la cumbre y su fantasía

agua fresca de cascadas
que salta muy cantarina.
 

Un camino entre dos valles 
un viento que te acaricia
unas manos que me abrazan
un sueño que te da vida.


Son los únicos detalles
celestiales de rutina
son cantos son alabanzas
con esa mirada pícara.

Son los suspiros amantes
que recoges de puntillas
entrando por tu ventana
en tus brazos a terrizan.

Para mañana no guardes
tus pesos y tus fatigas
siembra semillas que traigan
bonitos sones y rimas.

  Marina Filgueira.
Escrito el 21 de diciembre de 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario