sábado, 4 de marzo de 2017

LA- PLANTA, QUISO- SER- MUJER...





Si, la planta quiso ser mujer... Besar la vida y extender por el mundo su ternura  su fragancia su belleza su frescura su magia. ¡Es tan bonita ésta!... Quiero decir La vida y las plantas, sin ellas el mundo no tendría encanto.  Aunque la vida a veces es cruel, lastima y duele.  Ella, la planta que yo la bauticé con el nombre de Rosina, es tierna sencilla y sensible a la vez y tiene sus sentimientos a flor de piel... Es luz es caricia. Es tan solo un fino sedal de canto y encanto que posa tímida anclada a un lado del Edén.  Es una bendición que el cielo nos otorga.  Todos los astros admiran su belleza y cuidan su piel delicada, la luna, las estrellas, y una llovizna menuda lava sus pies y limpia su cara bonita, se viste de novia aguarda estilosa a su amado sol, mientras, dibuja y expande deliciosos aromas que llegan al alma en unos besos soplados por el aire desde el pedestal de su atalaya.  
 


Estimados amigos/as, la naturaleza es la que tiene muchas maneras de educarnos y, todas loables lecciones de vida que a veces ignoramos. El caso es que son tesoros esenciales para nuestra existencia, ésta existencia que ajusta mis sueños, mis sonrisas, mis miedos mis reflexiones que acuden arañando mi pensamiento. Pensamiento sin descanso que trabaja con la luz del sol y la que soplan las estrellas y la luna.  Con el día sueño despierta: y por la noche dormida, bulle mi mente apartando la niebla de enfrente, molesta y fría que de paso a un amanecer bello y candente para ver la vida con los ojos del alma abriendo la mente.  Lo intento cada día, mas no siempre es acorde lo que sucede adiario...



Ausencias, memoria y sueños que se caen como hojas secas de otoño que yacen 
en hueco abierto y, otras sopladas por el viento dibuja 
con sosiego,
                                               la senda sin sombras.
                                 Pero también la luz de un cielo azul, llaga
                                 amaneciendo como un bello diamante
                                            tejiendo Arte y sueños
 Y el aire se llena de bendiciones, vistiendo el paisaje de bellos colores   donde calla el viento y cantan los pájaros que surcan los aires con         arrullos que suenan a concierto de arpa.                 
                                             Y cantos de alondra. 






                                                   
Es la violeta.
La reina de los valles…
Y aromatiza.

``````````````
Musa y coqueta,
nada rompe su encanto...
Esencia viva.
````````````````````






Ausencias...

Si, ausencia de su amor de sus besos y caricias bañados de ternura prendidos en mis labios.
Besos rosados con sabor a miel, besos ungidos con aroma de naranjo. 
Era entonces primavera y florecían 
en el campo del alma en el vespertino ocaso, 
buscando sueños en la voz del viento manso 
que con gracia musitaba su cantinela primitiva.
Besos columpiados por la luna, besos que rompían el hastío de la jornada. En cada beso, un suspiro una promesa,
en cada beso, una mirada pícara, en cada beso, un te amo salido del alma.
En cada beso, en laberintos me perdía.   En cada beso, fui dibujando el sentimiento de mis letras sencillas. 
En ésta madrugada peregrina...Asoman recuerdos que creía olvidados en la espesura del alma confundida. 

Me veo frente a la sinfonía de sus ojos pillos que sonríen henchidos de luz y de calma, queriendo ser camino de dulces vocablos.  
Hondas huellas que me llevan a mi juventud con gesto enriquecido.  Besos y abrazos largos que aún hoy siento... 
Y que han dorado tantas noches tantos años con muchos te amo, te quiero, despertando en mi alma latidos aletargados y lindos sueños,
 unos hechos realidad y otros se quedaron 
por el largo camino de la vida.
  A veces, perdida entre mis pensamientos,
  trazo en el tiempo un vuelo alargado y aún siento un susurro sonando en mi oído con aquel te quiero te amo
haciendo mi soledad más llevadera. 
             Sentires que hacen sacudir mi corazón abierto.  
Algo bello renace dentro de mí alma, como un retribuido remanso.




¡Vente ya hacia mi orilla,

                             mi cálida primavera!... 
Te ansía el alma con requiebro
    y contigo, sueña mi vida,
    ¡Igual que con el pan
                     que el hambriento espera!
                       Deja ya que el invierno                                   
                         aletargue en su reino unísono,
y descanse la lluvia
                                          en los ríos y sus riveras...
Ya tendrá tiempo de evaporarse
                                y formar borrascas nuevas.

                Devuélveme la sonrisa,
en el vespertino ocaso:
                               y en el amanecer peregrino.

   Un puñado de besos para los amantes de las
                       Cosas sencillas.  
                 Marina Filgueira García.
             3= del=3= de=2017.
              PONTEVEDRA.   

             Salgo de viaje, hasta la vuelta amigos si

                                  Dios quiere.          






martes, 7 de febrero de 2017

SE QUEDA LA NOCHE FRÍA...


Se queda la noche fría...  Si,
 ¿Y si la luz me faltare bajo la espesa bruma y, el silencio se instalare dentro de mi alma pequeña y desnuda y sea presa de mil miedos?  ¡Oh no!  No tiembla mi cuerpo y mis dedos van marcando el teclado, aunque mis versos gritan su pesadilla intentando salir del barro que les acecha, sedientos de luz secando sus venas, buscando caricias vespertinas de la luna que todo todo lo sabe y todo lo mira: etérea misteriosa, paraíso de silencios de lágrimas y secretos, de recuerdos extraviados que vuelan por la Vía Láctea en el tiempo, despierta rodea el universo, todo lo escucha aunque oídos no tenga. 

¡Haber si alumbra mis sueños!  A esta hora de la noche para dar un algo de sentido a mis letras sencillas que en este momento escribo mientras, en el cielo van dando armonía las estrellas, mas una en su fugaz carrera, un deseo yo le pido y, es que quisiera volar con ella.
Ella se va de ronda dejando atrás su larga estela donde yo me agarraría respirando aire fresco dando vida a sueños dormidos en los senderos del alma y en los caminos arduos de la mente. 
Y cuando brote el alba, ella se dormirá tras la manecilla de los relojes que van marcando amaneceres que hacen fluir la fragancia de la vida, la belleza de las rosas y azucenas en los campos que son amor y son poema.










Foto regalo de Juan fuentes. Del blog http://fantasiaseelucubraciones.blogspot.com.es






Es tu amistad y estima, un caudal inmenso de bondad y armonía.  Me regalas la fragancias de las rosas, cosa que yo agradezco con mi alama sencilla,  mas en ese nido dorado que es el dorado del amor, de la vida, forman allí un precioso centro y da alegría al carazón que vuela en alas de utopía.    Mil gracias, Juan.

















La vida es bella.
Cada día que nace...
Es un portento.


Los días pasan,
El tiempo deja huellas…
En nuestra vida.

!Es tu camino,
sabes sobrepasarlo...
Brindo por ello!  










Foto de Juan Fuentes.
Las dos flores rojas, apiñadas en el centro de las verdes hojas, enfocando la vida y las horas rotas que gritan callando.  Los pétalos color pasión intenso  que asemejan unos labios carmesí rociados de sabor y de susurros lentos arañando un poco el pasado... Que tan sólo el buen amante se descubre ante ellos, en un gesto regalado sacándose el sombrero, esclavo del amor y efusión que invita a vivir amando, porque amar es la locura de renacer cada momento en un te amo, en un te quiero, humano, sincero.



La hipocresía y la apariencia, son la esencia de lo más bajo. ¡No cabe en mi vida!










¿Bailamos con esta música bella y movidita?

EN EL FUIR DE LA VIDA...

En el fluir de la vida,
en mi caminar pausado,
siento la mano querida,
que me brinda amor, sellado.


¡Siento el corazón contento,
un abrazo que fascina.
   y su voz es un portento!...
que suena muy cantarina.

Es como rayo de luna,
que ilumina mis caminos
orillas de una laguna,
fresca brisa entre los pinos.


Es un soplo de aire fresco
son quimeras toda vía,
 un despertar pintoresco,
requiebros de día a dia.

Asoma clara la noche,
con velo de sedas finas
poniendo al día, su broche,
pintando perlas divinas.











Marina Filgueira García.
5-del 2- de 2017.  
PONTEVEDRA.



Mil gracias a todos ustedes: por vuestra perseverancia por vuestra huella que da a mi vida una gran alegría cuando veo un comentario vuestro, mi corazón brinca.
Un abrazo inmenso para todos!as y cada uno de vosotros.
Ser muy felices.     
.























                  






































































.



jueves, 12 de enero de 2017

NATURA-Y- VIDA-



Si, natura y vida...   La naturaleza es rica serena y late su corazón en lo profundo de la tierra, colmada de curiosidad y fascinación. En ella descubro ésa gran armonía que mi mente necesita y anhela. Me  regala la fragancia de las flores y de los pinos, el canto de los pájaros el murmullo de los ríos, la visión de la luciérnaga y otras criaturas bellas que acaparan la mirada detenida.
No sé por qué, me pasa esto… Pero quizá sea porque nací y crecí en medio de ella.  Por eso, me miro mucho en su espejo, me llena el pulmón de aire fresco y mi corazón brinca contento, me abre horizontes para ver hacia delante y deje de mirar al suelo.   Le doy mi abrazo con amor cariño y respeto. 


¡Es poderosa cuando quiere!... Y al mismo tiempo, balcón musical donde el viento murmura preñado de inocentes sueños que embelesan, moqueta mullida y verde donde caminar solemos; y es un jardín que florece, aunque sea invierno, es bellaza viva inmensamente viva, coqueta presumida con mil flores de colores que perfuman el alma peregrina y, la nieve que tanto ama la tierra, extiende su manto inmaculado y hace cama en ella;  es como esa luz gustativa de etéreas alboradas que hacen detener las horas esperando que salga el sol que ilumina todo el Universo.  La natura, mansa e indefensa de la crueldad de muchos humanos. 
Ella es majestuosa cálida y fresca, un salto de agua limpia que reza solitaria. Vestida de mil fragancias y olores nos invita a soñar a descubrir nuestra parte más luminosa que llevamos dentro, pasión por todo lo bueno, por las letras escritas en hojas blancas donde nace un poema que nos habla de amor y de sueños... Que muchas veces naufragan…
Ella está a nuestro lado y nos mima, respiramos el oxigeno que para vivir necesitamos.  Es un libro abierto que nada tiene que ocultarnos y si mucho que enseñarnos sobre nuestra descuidada existencia.




Entre dos ríos
uno calmo otro rebelde,
sendero dulce.

El día nace,
pintando de arco iris…
Valles y montes.
 





Con resplandores,
El día abre las puertas…
Del horizonte

Hoy amanece,
  Crecen en campo ocre
                       Nuevos anhelos.                      




Gracias a todos vosotros/as por vuestra huella por vuestro cariño demostrado tanto aquí como en privado,  sos geniales creo que no merezco tanto.
                         12-del 1-de2017.

Un abrazo inmenso que abarque a todos/as.
Y besos a puñados para los amantes de lo sencillo.




sábado, 24 de diciembre de 2016

FELIZ-NAVIDAD--

                     

    ¡Hola, mis estimados amigos/as

Deseo con mi corazón en la mano, que todos/as disfrutéis de una bonita Navidad llena de paz amor y felicidad. 
No podía pasar sin compartir con todos ustedes unas letras en ésta significativa fecha con esta sencilla entrada improvisando un poco a la carrera y expresando lo que mi alma siente en ésta especial noche que los cristianos celebramos con amor y esperanza el nacimiento de Jesús de Nazaret.

Cuantos recuerdos asoman a mi cabeza, los malos ya los he dejado encerrados detrás de una puerta con el cerrojo bien apretado, los buenos son mis compañeros de fatigas en el camino de lucha de empeño para salir adelante... ¡Aunque los años cuentan! Pero no me rindo... Soy yo así una terca.



 













En aquel portal de Belén, hicieron fiesta los pastores y para obsequiar al Niño: abrieron todas las flores y una estrella desde el cielo hizo que los campos brillaran, mas comenzó a caer la nieve blanca y el frío los huesos calaba y todos los animalitos le dieron su calor y su aliento. 
Era Noche Buena entonces... Noche de paz y alegría, pues la música iba por dentro y, aún así reinaba la armonía, en aquellos tiempos al rededor de la mesa en familia respirando la Navidad con mucho amor y respeto. 
Comenzaba la posguerra los horrores tan recientes...  Los corazones de todos, dolían, dolían mucho! Aún sonaban las campanas a muerte marcando mi vida y la de tantos otros niños como yo. 
Aunque yo era muy niña y han pasado mochos años, es algo que nunca se olvida por mucho que lo intente.
Amigos/as: perdonad mi melancolía. 

 Deseo para todos ustedes una feliz Noche y Navidad Os dejo un abrazo inmenso a cada uno/a de vosotros.


Mil gracias por vuestra preocupación y vuestra perseverancia. 


Un puñado de besos para los amantes de las cosas sencillas.      

Marina Filgueira. 24-12-2016.
Pontevedra.