sábado, 9 de junio de 2007

Soñar volar.

El alma noble ha volado
muy lejos en la distancia
y me quedan los recuerdos
que retendo junto al alma.


Vuela ganso las alturas
cruza mares y montañas,

ella fue subiendo al cielo
con la luz tenue del alba. 
 
Brillan mansos los luceros
la luna siempre perlada
en el cosmos balancean
con sus vestidos de plata.


El tiempo siempre presente
me recuerda lo que tuve

una madre encantadora,
en mi ser, su calor fluye.

 
Gaviota de pluma blanca 

déjame tus alas grandes 
para volar en la altura
y ver se encuentro a mi madre,
se me fue a media noche
mi madrecita del alma
sin decirme adiós siquiera
y la llevo en mis entrañas.

Galicia fermosa.


 Galiza de campos verdes
de montes e grandes prados
cando a miramos de noite
esquécen todas as penas

xa coas luces cendidas,
semella leito de estrelas.
 
Con os nosos montes e vales,
as nosas casiñas pequenas,
e tamén regatos e cauces,
e a terriña de prantas chea.


As nosas recónditas praias,
recunchos e chans das veigas
choramos po-los nosos mozos
cando marcharon pra outra terra.



Gaivota que xa vas voando,
planeando por as alturas
vaite dilles os que se foron
non esquezan a terra súa
que Galiza baila ben leda 

e xa non pasamos penurias.

Escrita en 1990.  Marina, Filgueira García.

Bicos para quen goste ler.

Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario