lunes, 6 de julio de 2009

DÍA DE LA PAELLA Y SENDERISMO.


5 de julio día de la paella en el campo a pié del río Fontanes afluente que desemboca en el Lérez.

Este fue un día para recordar siempre por ser muy especial: en Santa María de Geve la tierra donde mis raíces brotan y florecen, haciendo que a mí memoria asomen recuerdos inolvidables. La asociación de vecinos lo tres pinos que así se llama, celebran este acontecimiento.

Hace ya unos años que cada primer domingo de julio nos juntemos familiares y amigos, en torno a una gran paella. Fuimos este año un total de cien personas. Cuatro cocineros preparan en una inmensa paellera, ésta rica comida que se compone de moluscos, marisco, mejillones, berberechos, almejas, camarones, cigalas, gambas, jamón picado, pollo casero, carne, etc. Y el arroz naturalmente. Pan y vino y variados postres, café y copa.
Amaneció con un pizco de llovizna pero a lo largo del trayecto apareció el solecito.

Para merecer este agasajo, fue preciso hacer ocho kilómetros de senderismo, parece mucho pero no rinde nada porque lo pasamos divino. Comenzando en la Ría de Pontevedra… en el puente de los tirantes río arriba todo por las orillas del Lérez que pasa majestuoso y remanso. Recorrimos un largo tramo, luego pasando la cascada, el agua parece en su caída que llora y habla, quizá sea por alguna vida que allí se ha quedado. Llegando a un punto: cruzamos un puente de hierro sobre el río pasando a la otra orilla donde se deja esta preciosa joya que es nuestro Lérez, siguiendo el afluente y también caudaloso el que llamamos río Fontanes. pateamos las orillas de este hasta llegar a donde nos esperaban para saborear este exquisito manjar. No es el comer lo más importante, sino la buena armonía, ver que te abrazan que te dicen te quiero! Pues vaya, que una se siente muy a gusto en medio de las personas... y viceversa. Es hermoso este paseo matinal entre río y arboleda arbustos florecidos, el olor a madreselva, a miel, pinos, eucaliptos mil olores salen de pequeños bosques escondidos… mil recuerdos alentados enardecidos, está la mañana fresquita ideal para el camino, flota en el aire ese perfume de esencias que restituyen destellos del sol de verano; llegan de las flores aún perennes en las ramas. Caminamos sobre la hierba verde por la humedad del agua. La luz de ésta mañana tiñe las cimas y las copas de la arboleda, de rosa y plata y en el río juegan las truchas muy sinuosas… parece que todo vuelve a empezar como entonces cuando yo era joven y niña. Que bonito este día, poder respirar, caminar, mirar a mí alrededor contemplar los campos las casas en las cercanías del río, las pequeñas cascadas cristalinas… escuchar el murmullo del agua y sentir ese calorcito de amigos/as y familiares brindándome su mano tierna para apoyarme… son un lujazo. Pasamos un día muy feliz con música, cantado y bailando. O sea una gozada.

Un abrazo: para el que guste de lo sencillo.

17 comentarios:

  1. Me voy hoy a dormir con la paz en el alma gracias a tu escrito.
    Un beso, Marina; tienes algo bellísimo: la Bondad.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Alena, por acordarte de mí... tú si que eres bondadosa y además inteligente, si pude darte un poco de paz, me siento satisfecha. Gracias de nuevo por leerme. Un abrazo de ésta amiga que tienes aquí en Pontevedra ojalá podamos vernos un día.

    ResponderEliminar
  3. Marina, dice Alena, que e por lo menos en estas cosas es sabia, que tienes la maravilla de la bondad... (dice exactamente "de la Bondad". Y alquien, muy sabio tambien, dijo que el mayor signo de intelifencia humana es la bondad... O sea, que eso... ósá, esí... tu ya mentiendes que me empiezo a liarlaasíyeleso... Un besotón.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, Marina, mis compañeros lo han dicho mejor yo, pero yo, te lo repito y no me voy a cansar nunca ¡menos mal que pude decírtelo mirándote a esa preciosidad de ojos!, eres una alegría para el alma (en La tertulia, también lo digo), es un gusto, un placer y un premio para mi pequeña vida.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Lo dicho... me siento agradablemente en volandas cuando te leo.

    ResponderEliminar
  6. MARINA que placer recorrer ese itinerario contigo
    tan bellamente explicado,en GALICIA hay seres humanos como tú y eso me alegra y me hace muy feliz
    Paco un lucense

    ResponderEliminar
  7. Marina, me llega el sonido del agua, su hablar. Ya te han definido muy bien, la bondad es la belleza y ésta, es armonía. Es lo que me transmites, paz y armonía, contigo misma, con la naturaleza. La desparramas y, llega. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Marina: Las personas como tú merecen un mundo mejor. Por eso luchamos algunos, por un futuro mejor del Planeta Tierra para nuestros herederos; por un medio natural en armonía con la quimérica naturaleza que vive en nuestro subconsciente.
    Ayer visité el Río Sar, el de Rosalía de Castro y, si viviese, querría volver a su descanso eterno. Las aguas corrían marrones, con espumas y edores insoportsbles. Y por supuesto sin truchas. Un vecino del lugar me confirmó que todas las depuradoras del entorno, incluida la de Santiago de Compostela, vierten sus resiuos urbanos, sin depurar, al Rio más poético, al de la Poeta Universal de la Tierra Gallega; llegó a afirmar que si alguien se bañase en el río habría que evacuarlo directamente al hospital.
    Siento ser el contrapunto de ese tu espíritu noble, sosegado y tranquilo; siento no poder disfrutar como tú de la naturaleza idílica, hermosa y resplandeciente. Y lo siento porque, en definitiva, la belleza reside en los ojos de quién la mira, en tus ojos claros reside esa grandeza de espíritu. Yo, por el contrario, miro y sólo veo la destrucción de la vida, la contaminación, la avaricia desbocada y la hipoteca impagable a que estamos sometiendo el medio ambiente natural.
    También, al leerte aprendo y agradezco que la propia naturaleza haya creado seres como tú, limpios, insobornables e indestructibles a pesar de todo. Para mí, ya formas parte de esa Natruraleza que hay que defender y conservar intacta. Sería imperdonable que la contaminación te alcanzase.
    Los ecologistas y los artistas ¡no lo permitiremos! Tampoco tú debes permitirlo jamás. Recibe mi admiración y respeto y mi mejor afecto. Pacodíaz (otro lucense).

    ResponderEliminar
  9. HEDOR: olor desagradable y penetrante. Debería haber corregido el escrito, éste y los anteriores. Espero me disculpes. Pacodíaz.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Iago, tú si que eres genial y bondadoso por visitar este pequeño espacio es un gusto saberte por aquí. Un beso y vuelve cuando gustes.

    ResponderEliminar
  11. Tersiña quiero ser un premio para tu larga vida: ¡nunca digas pequeña! ¡Porque tienes un largo trecho a recorrer! ¡Todavía eres joven! Y gracias por mirarme con tan buenos ojos y por pisar ésta parcela gallega. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Pues gracias Odiseo, de verdad que si te sientes bien, es para mí una satisfacción. ¡A mí también me gusta lo que tú escribes! Un besito.

    ResponderEliminar
  13. Gracias Paco por tu visita, a este pedacito de tierra que también es tuya, sé que sientes morriña por ella, cuando se está lejos pasa eso. Sino mira nuestra Rosalía de Castro... cuantas añoranzas escribió. Estoy segura que tarde o temprano, volverás a aquí. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Que alegría Cauchil: es saber que te agrada este rinconcito... y si puedo transmitir armonía y un poco de paz, de todo corazón lo celebro, gracias por acordarte de mí. Un abrazo de ésta amiga. Y vuelve cuando gustes.

    ResponderEliminar
  15. Hola, hay Paco: que crueldad... que espanto lo que me cuentas, me parece increíble, si no te conociera no lo creería. Sé, que eres un luchador nato, tratando siempre día a día, de proteger la naturaleza; siento verdadera tristeza, rabia, impotencia y vergüenza ajena, ¿como puede haber energúmenos de esa calaña trabajando en ayuntamientos e instituciones? ¡Porque supongo que tendrán que ver en todo esto! Yo también pongo mi granito de arena apartando desperdicios poniendo en cada contenedor lo que corresponde. Paco, me interesa la vida igual que tú, cuando paseo a par de algún río y veo el agua cristalina, puedo echar media hora contemplándola.
    Claro está que yo no me muevo como tú en este mundo de proteger el medio ambiente, tú estás haciendo una gran labor por que todos tengamos un Planeta Tierra limpio y dejar a nuestros hijos y nietos un mundo donde la naturaleza armonizada luzca, brille y tenga paz. Gracias por todo lo que me dices en tu escrito y por tu visita que es siempre bienvenida. Me alegra que compartas con migo tus anhelos por la naturaleza, y si lo deseas suelta por aquí alguna de tus poesías. Un abrazo. Vuelve cuando gustes es un placer para mí.

    ResponderEliminar
  16. como se llama quien la hizo, tengo que saberlo para el cole...

    ResponderEliminar
  17. Hola Anónimo: por lo que dices... eres un jovencito, ¿que tienes que saber como se llaman los cocineros? ¿Para el cole? Pues te diré que... no son profesionales, simplemente son aficionados a la cocina. Sólo sé que uno se llama Jorge- otro- se llama- Carlos, otro se llama- Alfonso y otro Miguel. Si te sirve de algo será un placer para mí. Un besito y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar