sábado, 2 de mayo de 2009

UN DÍA DE EXCURSIÓN POR EL BAROSA.

Ya se retiran las nubes… el sol se abre camino dando calidez al día en la cercanía del río Barosa.

El monte aparece nítido, igual que el agua de la cascada en su recorrido, con su danza cantarina en su habitual sonido, relaja el alma… y los sentidos comienzan a desfilar en un recto desafío.
Borrar los negros nubarrones… dejar que entre el sol y un nuevo aire limpio.
Haciendo pierna y camino al andar: por este empinado senderismo cogida de la mano tierna que me brinda él buen amigo.
Un día de excursión para comer en uno de los molinos, en la terraza de campo a pié de río, es el murmullo del agua y el cantar de los pajarillos, cómo azúcar para el alma que hace fluir un suspiro. Quizá un poco cansada de caminar con este motivo albedrío, pero con buena armonía de familia/amigos, son la piedra angular de mi sentir indeciso, dándome su lealtad y cariño.

Los rayos del sol se filtran entre el árbol y sus ramillos, que refleja la cascada con su encanto y su brío, ésta visión que semeja un cristal de diamante azul y dorado en un barlovento rumoroso y castizo. Me siento en comunión con el viento, con el mar, con el río que tiene vida y tiene voz igual que todo ser natural. Las nubes, los truenos, ..., si, todo tiene onda y dulzura. Las flores de los arbustos hoy tienen un especial colorido. El sol de la tarde brilla con nueva energía.

En el corazón de la noche, las estrellas lucirán un poco más por esta felicidad que percibo.

Este es un día más de mi vida.

Hoy he visto el Barosa,
el que preña los sentidos,
con su caída pomposa
y sus cambiantes sonidos.
Caminé por sus orillas,
de la mano de un amigo
oyendo la musiquilla
de un divino estribillo
que mi oído escuchaba,
con atención y sigilo
el agua que murmuraba
en un atardecer tranquilo.

ya no importa el mañana,
por lo que hoy he conocido,
la verdad es que me encanta.


Besitos a puñados para los amantes de la naturaleza.

13 comentarios:

  1. "....y los sentidos comienzan a desfilar en un recto desafío", me gusta. De nuevo una excursión y una borrachera de naturaleza. Hoy sin embargo me llama la atención el factor humano, las manos, se camina de otra forma. Por eso te dejo un fragmento de Salinas : " hoy son las manos la memoria/el alma no se acuerda, está dolida/ de tanto recordar. Pero en las manos/ queda el recuerdo de lo que han tenido...".

    Un abrazo Marina...el catarro se lo dejo a Soto.

    ResponderEliminar
  2. Hola Cauchil, Gracias por tu visita a mí casita de campo, son un gozo palabras para mí: siempre con algún fragmento que me llena de emoción los sentidos. Es un placer leerte. Un besito con todo mi cariño. Se feliz y vuelve cuando gustes.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, Marina, no hay casa que resista si no dejamos entrar el sol y el aire limpio...
    Yo, por fortuna, tampoco tengo catarro y me gusta...
    No es posible, no debería ser posible, decir que no a una mano.
    ¡Esa excursión! Yo también pasé por esos mismos caminos y sé que, detrás de algún recodo, sigo, sigo.
    Por cierto, a mi también me gusta mucho eso que dices: "los sentidos comienzan a desfilar en un recto desafío".
    Un abrazo, grande.

    ResponderEliminar
  4. Hola, soy mexicana y aquí la pasión por escribir es vista como lepra.
    Me gusta lo que escribes y cómo lo escribes.
    Me gusta escribir, pero me apena que la gente vea lo que escribo.
    Mi blog no es de poesía, no es elaborado y no lo he hecho para que la gente lo lea, pero me gustaría tener la opinión de alguien como tú.

    http://hwblackrose.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Hola [[Betzabé]] Gracias preciosa por esta vista a mi casita de campo. Es un placer para mí "hablar" contigo. Me parece increíble lo que me cuentas, ¿que está mal visto escribir? ¡Me parece un pecado mortal! La palabra escrita ha sido y será una compañera inseparable del ser humano que existe y que ha sentido desde los albores de nuestra existencia: la necesidad de comunicarse, de expresar sus emociones, pasiones y pensamientos es lo que ha el hecho el hombre por medio de un don que nos diferencia del resto de los seres vivos; el don de la palabra escrita. Ánimo chiquilla escribe lo sea,lo que sientas, lo que veas a tu alrrededor, lo que el corazón te diga... nunca te arrepentiras. Un besito.
    Entraré en tu blog.
    Marina desde Pontevedra - Galicia.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Tersat, gracias por tu visita y por tus bonitas palabras siempre de aliento. Que bien se respira cuando el aire esta limpio! Me alegra que no te acatarres por nada, pues afín y al cabo nada es. Las toses de Soto, son para hacerme reír, el sabe que me hace bien reírme. Y referente a los molinos de Barosa, no sé si cuando estuviste tú por a allí, ya se abrían restaurado? Pues no hace muchos años que se realizaron éstos trabajos. Espero que en vera vengas para visitar este y otros parajes hermoso de nuestra Galicia interior y profunda. Un besito. Y se feliz.

    ResponderEliminar
  7. Hola Mariniña...¿quen son eu?.1Son Pepe Cerdeira,carallo!.
    Perfecta descripción de tu sentimiento ante la bella naturaleza!que lujo caminar al lado de un rio oyendo su palpitar ,lloroso y juguetón al mismo tiempo.Me parece una idea acertada tomar precauciones al caminar a la orilla del rio,y si,que la mano sea masculina,asi no se cae unno al rio....ejem..ejem...dichoso catarro,son la una de la mañana y en manga corta ,ya me dice Erundina que soy un fresquillo,dichoso catarro.Gracias Cauchil,el catarro para mi.
    Adeus miña amiguiña ,sexa vostede feliz,que si ,lee ben vostede,digolle que sea vostede feliz.
    Apertas agarimosas.

    ResponderEliminar
  8. Hola, tras nochero, que horas son esas? No me extraña que tosas! Y, si, es precioso un paseo por las orillas de cualquier río escuchando el agua y sus sonidos. Y me olvido decirte, que tengo yo, mucho y mucho equilibrio. Un beso para vosotros los lo dos. Ser felices.

    ResponderEliminar
  9. MARINA TE ENVIO UN SALUDO Y ME ENCANTA COMO DESCRIBES LOS RECORRIDOS TAN BONITOS QUE EN TU COMENTARIO LO SON MÁS
    PACO UN LUCENSE,GALLEGO Y CIUDADANO DE LA POESIA
    paco

    ResponderEliminar
  10. Hola, Paco, pasa pasa, a este pedacito de tierra gallega donde se respira un poco de todo,
    aires de pinos y de mar, ¿Te apetecen unos berberechos al vapor? si es así házmelo saber... Un besito y gracias. Se feliz.

    ResponderEliminar
  11. Ola Marina. Estou sorprendida de cómo escribes! Ademiro a forza que levas dentro para lanzar ao vento o teu sentir. Tesnos cautivados!
    Eu estou empezando un blog e gustaríame ter ese brio que ti tes. Mágoa que non escribas mais a miudo pois vexo que dende xullo....adicácheste mais á praia?
    Mándoche o meu blog para que, cando queiras, votes un vistaciño.
    http://leriasdebea.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Hola, Bea: que gusto "verte"por esta sinxela casiña de campo... donde hai silveiras monte e toxos. Pero tamén hai árbores e plantas, e algunha que outra festa. Éche un recuncho persoal... pero... que me da unha gran ledicia cando alguén pasa de cerca, mira e entra. Gracias a ti tamén por petar nesta porta. onte quixen entrar na casiña rural e foime imposible, ou sexa que de ningunha maneira. Vou falar con Gonzalo haber se el lle dá no cravo, xa que entende de estas cousas. Un biquiño para ti Bea. E adiante que o teu blog vai ser tela mariñeira, tes moito que contar de esa paisaxe é, mundo fermoso que te rodea.

    ResponderEliminar