sábado, 23 de mayo de 2009

CON RETRASO, UN DÍA MÁS DE MI VIDA.

3 de mayo día de la Madre. He pasado el día rodeada de mis cinco hijos, cinco capullos de rosa nacidos de un rosal, en el jardín del amor. Son lo mejor que a mí me ha sucedido, Me he sentido la madre más feliz del mundo, he disfrutado con ellos a mí alrededor y con mis nietos aunque no todos estaban, por diferentes causas, pero yo sabiendo que están felices y con salud, también yo estoy feliz. El centro de atención fue Breixiño mi nieto más chico, aún no tiene once meses y hace todas las gracias del mundo mundial. Tuvimos la comida en un restaurante. Fue una fiestita llena buena armonía, de conversaciones distendidas y alegres. Y fin de fiesta con música y baile y todos tan contentos. Un día más para no olvidar nunca.
Mis cinco hijos, junto al recuerdo su padre,
Son lo mejor que me ha brindado la vida.
Por ellos daré yo la mía si fuere necesario.
En mis sentidos, con todos hago una piña.

En la soledad del cielo
se extiende la nube blanca,
donde reposan mis sueños
que volaron, por tener alas.

Yo quise correr tras ellos y,
la prudencia me paraba,
me decía ¡no! no corras
deja que corra el agua
que del río va ala mar,
con su alegre cantinela
siempre la verás pasar.

Como la nube que llora,
¡De noche o de mañana!
No, no llora el que no sueña,
de un beso, la nostalgia.

¡Pero que no ven mis ojos!
si las estrellas son claras
no he de saber de enojos,
ni de tristezas amargas.

Besos a puñados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada