viernes, 28 de noviembre de 2008

La distancia

Si deseas mira este enlace: http://es.youtube.com/watch?v=rzC1mLta1YM


Ayúdame a seguir amor.
Pon luz en la sombra de mi vida,
¡Dulce como la noche dorada!
¿Y, donde estás? ¡Si no me guías!
.En esta nueva ensenada.

¡Los vientos corren de prisa!
Y los arrecifes maltratan,
¡Con mi barca a la deriva!
¡Ya el faro no alumbra nada!

¡Apunto del sol ponerse!
¡Sin mi timón, y sin ancla!
Con la sombra del crepúsculo,
se va hundiendo mi barca.

¡Si!... Se va hundiendo mi barca,
también se hunde mi vida,
¡Y llora, como llora el alma!

¡El huracán lleva fuerza!
Y las colinas alcanzan,
mi corazón afligido,
de hastío y de tristeza,
llora como llora el agua.
busca un blanco camino,
¡Pero herida el alma!
¡pero herida el alma!
Desnuda de amor, ¡Descalza!
Como el pájaro sin nido,
que vuela sin rumbo fijo,
sobre la nueva ensenada,
entre suspiro y suspiro.

Hay, la pena honda que estalla,
por separarnos mi amor,
al pensar en la distancia,
¡Hasta pierdo… la razón!
Y el aliento se me cansa.

Pasó la vida como un sueño,
estaba mi niñez a fuera,
mi juventud en el porche,
mi vejez, ya está aquí dentro.

Si, pasó en un suspiro mi vida,
¡Y queda la ilusión tan lejos!
Que va a ocultarse en la cima,
y deja mi corazón desierto.

3 del 2 de 2004.

Marina Filgueira García.

2 comentarios:

  1. No se como explicarte lo que siento al leer tus palabras.....
    solo puedo decir que TU POESIA ME LLEGA A LO MÁS DENTRO DEL ALMA.

    ResponderEliminar
  2. Hola que tal? Gracias por tu comentario, puedes poner tu nombre... no pasa nada, o un seudónimo. Muchos besitos. Que en este momento estaran cruzando esa pequeña distancia para llegar a ti.

    ResponderEliminar