lunes, 6 de octubre de 2008

Viajar sin prisas.

Es un encanto viajar conocer otras cultas otras costumbres otras historias, formas de vida diferentes a la nuestra. Yo he viajado el año pasado en mayo, por Viena Austria, Budapest, Praga. Y este año en mayo también, viajamos por Alemania, Holanda- Rótterdam- Ámsterdam. Adentrándonos en pequeños pueblos de ensueño.
Cualquier día os iré contando las delicias de saborear y alimentar la mirada con las bellezas de algunas Ciudades del mundo.

En Alemania hemos hecho un crucero por el Rin, que fue de ensueño, es una ruta medieval extraordinaria de una belleza sin límites, en las dos orillas del Rin, kilómetros y kilómetros de casas, todas iguales del mismo estilo y tamaño, o sea... pueblecitos en las laderas de montes que todas miran a ese gran Río. En el alto de montes y en las laderas también, aparecen grandes Castillos muy hermosos y bien conservados. Estuvo un precioso día y fue una gozada hacer esa ruta de las Castillos que así se llama, a bordo de un precioso barco. Seguiré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario