domingo, 1 de julio de 2007

mi pasión es la poesía

Cuando un amigo se va
algo se muere en el alma
cuando un amigo se va
en la fuente llora el agua.
Cuando un amigo se va
sentimos un gran vacío,
cuando un amigo se va
Se va algo de uno mismo.
Viviremos sin un hermano
Pero nunca si un amigo.
Marina.

2 comentarios:

  1. Hola Marina. Te confesaré una cosa; nunca he sabido apreciar la poesía.

    Está claro que la causa ha sido mi incapacidad para sentirla.

    No obstante, me propongo seguir las tuyas y comentar las impresiones que me causen.

    En esta ocasión, quizás la pérdida de un amigo haya detenido tu blog varios meses.

    Con afecto.

    ResponderEliminar
  2. Ernesto, gracias de nuevo por tu visita, yo se que tú eres muy capaz y puedes hacer lo que quieras si te lo propones, creo que todos podemos hacer cosas… a unos nos llevará más tiempo, pero el caso es llegar a conseguirlo. Tienes razón… mis poemas son tristotes y van dirigidas a perdidas de una gran importancia precisamente, aunque éstas no sean recientes. Y es que llevo el alma lastimada desde mi infancia. Y como la vida es una travesía alrededor del mundo, en algún puerto se van quedando algunos seres queridos. Con esto he de decirte que tiro palante, que tengo una gran familia a quien adoro y que debo estar bien contenta y lo estoy. Un abrazo Marina. Ah!!! Vuelve cuando gustes será un placer.

    ResponderEliminar